viernes, 24 de agosto de 2012

Volver



Camino por mis mismos pasos,
y la nostalgia me domina y me obliga a sentir.

A sentir el recuerdo, sólo son recuerdos que me ligan a ti.

Qué bonito aquel viaje inesperado, 
lleno de tanto significado. 
Echar de menos, sin tristeza,
pero echar de menos...

Qué dulce aroma, casi imperceptible, entra en el habitáculo cerrado,
que contra pronóstico se cuela por el circuito del aire acondicionado.

Todo está a mi favor, lo presiento:
tu recuerdo (que prende una chispa por dentro),
este bendito aroma que hace sentir la gracia de la vida, 
rodeada de tanta belleza,

y si miro a mi izquierda... 
¡el mar!
azul, infinito, el hogar: 

mis lágrimas vuelven a ti,
será que las reclamas con la sal.

lunes, 6 de agosto de 2012

Solas

Un tacto suave y aterciopelado,
en una noche fresca de verano.
Una calle sin gente,
una carretera sin tráfico.
Un cielo a media luna y,
estrellas solitarias en el infinito.

El camino serpenteando y una melodía que,
como siempre,
inspira el corazón.

Tu tacto suave y aterciopelado,
tu mano en mi mejilla,
tu hombro en el que apoyar mi cara y,
descansar del ruido cotidiano.

Me sobra un hueco en el corazón
que rellenar con tu aliento...

Me falta el terciopelo de tu tacto,
la suavidad de tu calma,
el descanso del guerrero.



sábado, 4 de agosto de 2012

TRISTEMENTE NATURALES (7)

Como guiadas por un subconsciente colectivo,
armadas hasta los dientes,
deambulando por aquí y por allá,
disparando dardos, envenenados,
dolorosos o placenteros.

Extasiadas y ensimismadas.

Con un plan elaborado,
tejiendo y tejiendo,
como en una tela de araña,
de un hilo irrompible,
que va armando la conciencia humana...

Ahora, vienen a mí y brotan de mi inconsciencia,
otrora, vienen camufladas en otras músicas,
otros latidos...

Palabras sin dueño ni amo,
palabras libres,
que, por su libre albedrío hablan o cantan;
bailan o, simplemente,
van de corazón a boca desnuda,
de soplo de viento a lágrima dormida.