sábado, 19 de julio de 2014

Libres

Karin Rosenthal
Amantes que deambulan por cualquier parte,
ensoñadores, solitarios. 
Amantes que no se buscan.
Amantes que caminan por un camino dulce, a veces, cruel. 

Amantes que aprenden a vivir sin ausencia.
Amantes que viven sin urgencias. 
Amantes que no necesitan el cuerpo.
Amantes que viven sin materia. 

Amantes en los que el amor solo vive. 
Amantes solos, amantes vivos,
amantes que no se buscan.

Amantes que solo encuentran,
Solo encuentran motivos, 
motivos para seguir amando. 

sábado, 5 de julio de 2014

En sueños II


No te creas cruel destino
que mis deseos no se han de cumplir.


Si en mis días no va a poder ser mío,
en mis noches, sí,
en mis noches, sí.



Porque si la triste realidad es
que no está conmigo,
será mi sueño,
el que desprovisto de tu insidioso, penoso
y aburrido designio,
el que de forma traviesa
me haga un guiño,
y sea en las noches
cuando de forma inesperada y
risueña, aligere el peso de tu yugo
haciendo míos los destellos de su mirada,
probando dulcemente los aleteos de su sonrisa
saboreando la delicadeza de sus labios,
cuando tímidamente me regala
los primeros besos
de una historia,
que porque nunca empieza...
será que nunca acaba.

jueves, 3 de julio de 2014

Mi abrazo

Lo rodeé con mis brazos tan fuertemente
que los segundos fueron horas,
tan efímeras como deliciosas.

Abracé su cuerpo inmóvil
aunque vivo, tan vivo como el piar
de los pájaros en la mañana estival.




Lo abracé tan apasionadamente
que los lustros fueron siglos
y después milenios.

Y mi abrazo no fue más
que una breve brisa;
un tenue destello de luz
en la raíz de su sonrisa.